Coalición Clima Ibiza pide Ley de Cambio Climático en Baleares

Las principales entidades ecologistas de Ibiza, GEN y Amics de la Terra Eivissa, junto con la Fundació Deixalles y el Ateneu Popular, reclamaron ayer la aprobación de un instrumento legal «para asegurar y controlar la reducción de las emisiones de efecto invernadero de forma anual, una ley de Cambio Climático de obligado cumplimiento en el ámbito de Balears», señalaron en un comunicado.

11 de marzo, 2011 – Estas entidades proponen que «los partidos políticos ibicencos adopten esta medida dentro de sus programas electorales y así demuestren su compromiso con el futuro de nuestras islas, que se podrían ver gravemente afectadas por los efectos del cambio climático», añadieron.

Según los ecologistas, a pesar de que en Balears existe actualmente un plan de acción para luchar contra el cambio climático en el que se detalla la estrategia que debe seguirse, «dos años después de su entrada en vigor se ha observado que las emisiones de gases no se han reducido en gran medida».

Los ecologistas afirman que una Ley de Cambio Climático «permitiría desligar la lucha contra este fenómeno de los intereses políticos, asegurando su aplicación continuada, independientemente de los cambios de gobierno, y además sería de aplicación en todos los ámbitos: industrial, energético o del transporte».

El pasado 18 de noviembre, Amigos de la Tierra Mallorca presentó a los medios y clase política el informe "Oportunidades para una ley de Cambio Climático en España basada en presupuestos de Carbono" de Amigos de la Tierra España, lo que confirma el buen momento de debate en las Islas.

El comunicado recuerda además que en otros países, como Reino Unido, ya disponen de un marco legal de este tipo e incluso en el País Vasco se estudia una norma similar.


Pincha aquí para leer o descargarte el informe en pdf "Oportunidades para una Ley de Cambio Climático en España basada en los presupuestos de carbono"

Imprime este artículo

comentarios:

  1. Dietrich Hyprath comentó el 25/03/2011:

    La polémica del IPCC contra el CO2 como causa del anthropógeno "climate house" es una descarada mentira.
    La ley es una trampa para generar un gran negocio y funciona así:
    1. Provocar angustia y miedo entre la población, inventando un espantajo como el "caos climático" causado por el CO2 por culpa de nosotros – la humanidad
    2. Presentar la solución para evitar la catástrofe en forma de leyes y decretos
    3. Cobrar impuestos y contribuciones al pueblo como por ejemplo los "certificados de emisión" – un invento de Al Gore.
    Nosotros, los Amigos de la Tierra actualmente elaboramos la fase 2.
    Cordiales saludos,
    Dietrich

  2. admin comentó el 28/03/2011:

    Hola Dietrich,

    acabo de leer tu comentario en el blog de SOS Clima sobre la Ley de Cambio Climático. Te quería puntualizar un par de cosas más que nada para evitar malentendidos y que vayas comentando cosas que no son ciertas a la gente. Esto trata sobre las ventajas para todxs, y no tanto los beneficios económicos.

    Espero que te ayude a ampliar tu campo visual y de pensamiento.

    Ventajas

    Una Ley de Cambio Climático del tipo previsto, que englobe todos los aspectos de la problemática, constituye la mejor propuesta por su carácter transversal y su consideración de la responsabilidad compartida, además de planificar a corto plazo para cumplir los objetivos a medio y largo plazo.

    Al ser un marco legal general, la propuesta legislativa proporciona una serie de ventajas en cuanto a la gestión y administración de todas las medidas emprendidas para la reducción de emisiones y la transición hacia una economía baja en carbono:

    i. El obligado cumplimiento de los objetivos de reducción propuestos garantiza que todos los agentes implicados tomen las medidas necesarias para alcanzar la meta establecida en cada sector o administración. También introduce la posibilidad de un mecanismo de sanción si el objetivo marcado en la ley no se cumple. Además, con un objetivo de reducción a largo plazo legalmente vinculante, la garantía de su cumplimiento sería independiente de los cambios políticos.

    ii. La integración de todos los sectores en una única normativa permite una mejor gestión global de la reducción de emisiones, dando así coherencia entre todas las políticas emprendidas. Es decir, la ley supone convertir la lucha contra el cambio climático en un aspecto transversal en la gestión de cualquier ámbito: sociedad, economía e instituciones. Es por esto que la Ley debe asignar la última responsabilidad al máximo nivel político y no dejarla en manos de departamentos determinados (ministerios por ejemplo).

    iii. La ley introduce una nueva oportunidad socioeconómica. La obligación de limitar las emisiones condiciona la manera de abordar políticas energéticas, de transporte, de producción y patrones de consumo. Lejos de limitar la actividad económica y suponer un perjuicio para la economía, establecer objetivos a corto y medio plazo para cumplir con el objetivo final, proporciona un escenario económico estable y previsible. Esto significa una ventaja económica para la competitividad en todo el sector económico nacional, que dispone de una perspectiva a largo plazo para tomar las decisiones y adaptarse a una economía baja en carbono.

    España dispone ya de numerosas disposiciones legislativas y medidas de lucha contra el cambio climático, que cubren una gran variedad de sectores, pero adoptar una Ley de cambio climático permitiría:

    · una visión global de todos los esfuerzos necesarios para alcanzar los objetivos y su reparto justo entre actores;

    · una coherencia en la gestión de todos los aspectos relativos a la lucha contra el cambio climático;

    · una garantía de estabilidad para los sectores económicos al conocer con antelación sus obligaciones;

    · demostrar que los políticos son capaces de dejar al lado sus diferencias para resolver los proclames más importantes del país y así recuperar el respeto por la clase política entre la ciudadanía, bastante mermado en los últimos años por la corrupción y la crispación;

    · que España perteneciera al grupo de los países más pioneros en la lucha contra el cambio climático y así daría más peso a los argumentos de nuestro país en los debates dentro de la UE y la ONU.

    Como ves, se trata de dar coherencia a lo que ya existe, no de 'volver más ricos a los ricos'. Finalmente, añadir que, aunque el CC fuera un 'invento' (de Al Gore, de los medios, del IPCC..), nunca está de más trabajar para asegurar que las políticas aprobadas hoy sirvan para que mañana, la vida de las generaciones venideras, sea un poco más humana, agradable y plena.

    saludos cordiales,
    ¬sos Clima

Deja tu comentario:


  • Síguenos en: