Hacia una política energética libre de carbono, justa y sostenible

Amigos de la Tierra pide un pacto de estado sobre energía que apueste por un modelo energético ambientalmente coherente y socialmente justo

Madrid, 6 de septiembre- La organización ecologista Amigos de la Tierra ha hecho público su posicionamiento y sus propuestas sobre políticas energéticas en España [1]. El documento resalta la importancia de la energía sobre el conjunto de la sociedad proponiendo un modelo energético que incorpore criterios de eficiencia y ahorro energético frente al consumo y al despilfarro, la descarbonización de la economía para luchar contra el cambio climático, y la apuesta por las energías renovables frente a las falsas soluciones como la energía nuclear o la tecnología de Captura y Almacenamiento de Carbono.

Liliane Spendeler, directora ambiental de Amigos de la Tierra España, manifestó que "es el momento de apostar por otro modelo energético. El agotamiento de los recursos naturales energéticos, la problemática del cambio climático, junto al gran potencial de las energías renovables marcan claramente el camino: reducir nuestro consumo energético en términos absolutos basándonos en unas necesidades de consumo racionales y apostar por un mix energético respetuoso con el medio ambiente, justo y solidario. Debemos concienciarnos de que vivimos en un mundo con recursos limitados y debemos hacer un uso consciente de ellos."

Alejandro González, responsable del área de Cambio Climático y Energía, añadió que "Europa puede abastecerse sólo con energías renovables en un futuro cercano, si hay voluntad política. Además, es económicamente beneficioso y generará empleo. De esta manera podemos asumir nuestra responsabilidad histórica en el reto contra el cambio climático. No necesitamos recurrir a falsas soluciones. La tecnología de Captura y Almacenamiento de Carbono sólo nos hará más dependientes durante más tiempo de los combustibles fósiles y no llegará a tiempo para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero. Por su parte la energía nuclear, que se pretende promover con el pacto de estado entre los principales partidos políticos, es sucia, muy peligrosa y de ninguna manera contribuye a solucionar los problemas ambientales relacionados con el consumo energético".

Amigos de la Tierra demuestra en su estudio "El papel de Europa en el reto climático" [2], encargado al Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo, que impulsando políticamente las energías renovables se pueden alcanzar los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero que eviten las peores consecuencias del cambio climático, sin necesidad de la energía nuclear o los agrocombustibles. Apostar por estas últimas opciones no hace más que perpetuar un modelo de sobre-consumo de recursos, principalmente provenientes del Sur global, cuya extracción, producción y transporte conllevan un impacto ambiental y social demasiado elevado.

Amigos de la Tierra pide a los partidos políticos que demuestren responsabilidad en la negociación de un Pacto de Estado en materia energética y estén a la altura para que los acuerdos alcanzados respondan realmente a los grandes retos a los que la humanidad se enfrenta.
 


Notas:

[1] Documento de posicionamiento

[2] "El papel de Europa en el reto climático"

Imprime este artículo

Deja tu comentario:


  • Síguenos en: